Storm Ski

1.137,40 IVA incluido

Storm Ski es un simulador de esquí de fondo completo gracias a su versatilidad

Cantidad

  • Península: Entrega en 24-72 horas.
  • Islas: Entrega en 5-7 días.
  • Resto Europa: Entrega en 10-15 días.
SKU: RU CAR004 Categorías: ,

Storm Ski es un simulador de esquí de fondo completo gracias a su versatilidad.
No sólo proporciona ejercicios relacionados con el esquí, sino también ofrece la posibilidad de realizar entrenamientos cardiovasculares y de fuerza.
Funciona como remo vertical mediante resistencia con volante de inercia.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS:

Peso máximo de usuario: 158 kg
Dimensiones del producto: 149 x 76 x 134cm

GARANTÍA

TIEMPO DE GARANTÍA: 1 año uso profesional/ 2 años uso doméstico

CONDICIONES:

La garantía no cubre las siguientes condiciones:

El uso de la maquinaria de uso doméstico en gimnasios, centros deportivos o institucionales.

Mala instalación, mal montaje o rotura de piezas por montaje inadecuado (revise el libro de instrucciones donde se detallan las recomendaciones para la instalación y uso de la maquinaria)

Uso indebido de la máquina (exceso de tiempo, peso, etc.) o problemas derivados de una falta de mantenimiento (falta de lubricación…)

Aparatos abiertos, manipulados o reparaciones realizadas por personal no autorizado expresamente por Rowess Fitness Solutions.

Equipos donde se hayan sustituido piezas originales por otras no suministradas por el fabricante.

Errores derivados de la manipulación del software o descarga de programas o aplicaciones que no vienen pre-instaladas.

Desviaciones del producto estándar, como ligeras vibraciones o ruidos de elementos que requieran mantenimiento periódico (lubricante o reapriete) por parte del usuario.

Aquellas piezas sometidas a desgaste como: baterías, muelles, rodamientos, bandas y tablas de máquinas de andar, hidráulicos, cuerdas, correas de transmisión, poleas, tapizados, pedales, etc. una vez transcurridos 6 meses desde la fecha de compra o entrega del producto.

Anomalías causadas por factores externos, tales como humedad, sudor, ambientes salinos o corrosivos (cerca de piscinas, saunas o en terrazas), uso incorrecto de productos químicos, etc. que acarreen deterioros en pinturas y cromados.

Arañazos, rasguños, abrasiones, golpes, caídas, etc., provocadas por un mal cuidado.

Defectos en el aparato causados por daños en el transporte del mismo

0